Inicio Nuestra razón de ser

Nuestra razón de ser

por Jairo Anaya

La Asociación de Jubilados del BID se creó a fines de los años 70, como una organización sin fines de lucro, dirigida a proteger, salvaguardar y defender los derechos y los intereses generales de sus miembros. Para ello la Asociación representa a todos sus miembros ante el Banco en los temas de pensiones y seguros y hace seguimiento de los planteamientos que se realizan ante el Banco y el Plan de Jubilación; asesora al Banco en los temas de pensiones, costos médicos y reembolso de impuestos; y promueve actividades sociales, educacionales, culturales y recreacionales para los miembros y sus familias, ofreciendo oportunidades de trabajo voluntario en la comunidad, y los mantiene informados en asuntos de su interés.

La Asociación es administrada por un Directorio, escogido entre sus socios activos. El Directorio está integrado por seis Ejecutivos (Presidente, Vicepresidente, Secretario, Prosecretario, Tesorero y Protesorero) y siete Directores. El Directorio se reúne una vez al mes, teniendo sus miembros un mandato de dos años. Anualmente, en el mes de abril, se celebra la reunión de la Asamblea General de Socios.

Un poco de Historia

La creación de la Asociación de Jubilados del BID a fines de los 70, por un grupo de los primeros jubilados, fue concebida con el propósito de representar a los colegas jubilados ante los Comités de aquel entonces: Administrativo, Financiero y de Pensiones del Plan de Jubilación del Banco, con derecho a voz pero sin voto.

Los temas de principal preocupación en aquel momento eran la indexación de las pensiones y su ajuste al aumento anual de costo de vida; el reembolso de los impuestos a la renta pagados sobre las pensiones abonadas a los jubilados por el Fondo de Jubilación del Banco; la obtención de visa permanente para jubilados y familiares que habían estado en Estados Unidos con visa G-IV durante el período de servicio al Banco; la paridad del sistema de pensiones con aquellos ofrecidos por otros organismos internacionales; y, el establecimiento de una pensión para el cónyuge sobreviviente.

La primera reunión del Directorio de la Asociación de Jubilados tuvo lugar el 14 de noviembre de 1979, recibiéndose un total de 75 votos, aprobándose los estatutos y la creación de la Asociación. El primer Directorio estuvo compuesto por T. Graydon Upton, Presidente; Joaquín E. Meyer, Vicepresidente y Clarence Pierce, Secretario-Tesorero. Elting Arnold, José R. Chiriboga, Paul Ehrlich, German Rovira, Ignacio Tamayo y Walter F. White fueron los demás miembros del Directorio.

En dicha reunión se decidió el envío de una carta al Presidente del Banco, informándole de la creación de la Asociación de Jubilados y solicitando una reunión con el entonces Presidente, Lic. Antonio Ortiz Mena y con el Gerente Administrativo para establecer los canales de comunicación apropiados y discutir las posibilidades de cooperación en asuntos de interés común para los jubilados y el Banco. El Presidente Antonio Ortiz Mena dio su apoyo incondicional a la Asociación.

El primer Directorio estableció las bases de la organización de la Asociación en cuanto a cobro de la membresía, asignación de oficinas, apertura de una cuenta en la Cooperativa de Crédito, medios de comunicación con los jubilados, y establecimiento de contacto con otras organizaciones internacionales similares, con el objeto de intercambiar información y de luchar por metas comunes.

Los Directorios subsiguientes han continuado trabajando en el mejoramiento del funcionamiento de la Asociación, incluyendo la comunicación con sus miembros, a través de la publicación periódica del Boletin bimensual.

Cómo inscribirse en la Asociación

Para inscribirse en la Asociación, toda persona jubilada del Banco, de la Corporación Interamericana de Inversiones o del Fondo Multilateral de Inversiones debe completar un formulario de inscripción,

firmarlo y remitirlo a la Oficina de la Asociación de Jubilados, StopW0424, 1300 New York Ave., NW, Washington, DC. 20577.

Los formularios pueden también ser enviados electrónicamente a retirees@iadb.org. La cuota de membresía es de US$ 3,00 por mes para los jubilados internacionales. Los jubilados locales que quieran hacerse miembros de la Asociación deberán efectuar un aporte vitalicio de US$10,00.