Inicio Informe Anual

Informe Anual

por Jairo Anaya
Informe Anual 2016 Internacional

Plan de Jubilación Internacional

Plan Internacional

Carta del Secretario Ejecutivo

 

Me complace presentar el Informe Anual de 2016 del Plan de Jubilación del Personal (el Plan) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Interamericana de Inversiones (CII).

 

A finales de 2016, los activos del Plan se ubicaron en US$3.750 millones, el nivel histórico más alto que hayan registrado al cierre de un ejercicio. Pese a las fluctuaciones que se observaron a lo largo del año en los mercados financieros, las 12 clases de activos del Plan generaron rendimientos positivos al cierre del ejercicio, en la medida que los inversionistas fueron en búsqueda de mayor riesgo. Debido a los sólidos resultados obtenidos en el mercado financiero durante todo el año, el excedente de rendimientos generados gracias a la gestión activa de las estrategias y la decisión de la Secretaría de retrasar las actividades de reequilibrio a principios del año cuando había mucha volatilidad en el mercado, el Plan logró rendimientos nominales y reales que superaron tanto los supuestos actuariales como los rendimientos de referencia establecidos en la Política. Concretamente, el 8,2% de rendimiento nominal de los activos del Plan superó la tasa actuarialmente estimada del 7,0% y el índice de referencia establecido en la Política del 8,0%, mientras que la tasa de rendimiento real del 5,8% sobrepasó considerablemente la tasa estimada de 3,5%.

 

Como se observa en los informes de años anteriores, una buena práctica del sector de pensiones consiste en revisar periódicamente y a fondo, los activos y pasivos del Plan con el fin de incorporar los rendimientos y condiciones financieras, así como los cambios en las condiciones mundiales en los ámbitos económicos y monetarios. Con la aprobación por parte del Directorio Ejecutivo de las políticas de Apetito de Riesgo y de Financiamiento a Largo Plazo a fines de 2015, se reinició en 2016 el estudio de los activos y pasivos del Plan y se concluyó en agosto de 2017, lo que incluyó una revisión del Documento de Política de Inversiones y la asignación estratégica de los activos del Plan, temas que se abordarán en la carta del próximo año cuando estos cambios entren en vigor.

 

La solidez financiera de un plan de beneficios definidos se evalúa de dos modos. En primer lugar, el método de capitalización actuarial, que se rige por las normas de la Sociedad de Actuarios, el cual evalúa el grado de éxito del Plan en la consecución de las tasas de rendimiento real estimadas a fin de incrementar el valor de los activos disponibles para cubrir las obligaciones de pago por prestaciones a largo plazo y mitigar el aumento de la tasa teórica de contribución del patrocinador de Plan. El Plan logró las tasas estimadas de rendimiento real, habiendo obtenido una tasa promedio sostenible del 20% de la remuneración neta para las contribuciones de patrocinador. Con el fin de seguir cubriendo en el futuro las contribuciones estables del patrocinador, el Directorio Ejecutivo aprobó en 2015 la Política de Financiamiento a Largo Plazo de los Planes de Jubilación, que comprendió la creación de Fondos de Reserva de Estabilización para los Planes más grandes, con lo que se estableció una franja de seguridad para cubrir contribuciones más elevadas del patrocinador. El Fondo de Reserva de Estabilización del Plan ha recibido más de US$75 millones desde su creación en 2015 y se encuentra diversificado entre dos clases de activos de bajo riesgo en cumplimiento con la Política de Financiamiento a Largo Plazo.

 

Segundo, el método de valuación contable, que se ciñe a los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (GAAP) de los Estados Unidos, descuenta los pagos de beneficios del Plan a valor actual usando tasas de interés de bonos corporativos de alta calidad. Del cierre del ejercicio 2015 hasta el cierre de 2016, la tasa promedio de descuento
del Plan disminuyó levemente, de 4,24% al 4,06%, lo que hizo que el valor actual de los pasivos se elevara ligeramente. Los actuarios del Plan usan dos medidas contables para calcular los pasivos: las obligaciones por beneficios acumulados (OBA), que toma en cuenta los beneficios devengados con respecto a los sueldos actuales, y las obligaciones por beneficios proyectados (OBP), que toma en cuenta los beneficios proyectados con respecto a los futuros aumentos salariales sobre los beneficios aplicables. Esta última medida contable, se incluye en los estados financieros anuales del Grupo BID. A raíz del incremento del valor actual de los pasivos, un año adicional de obligaciones devengadas y los sólidos rendimientos de los activos, la capitalización del Plan al cierre de 2016 básicamente no varió con respecto a la de 2015: OBA de 106% y OBP de 96%.

 

Siguiendo la práctica de los últimos años, los Directorios Ejecutivos del Banco y de la CII revisaron y aprobaron en una reunión especial las tasas de contribución de ambas instituciones a los Planes, sobre la base de las respectivas valuaciones actuariales y, en 2016, sobre la base de la Política de Financiamiento a Largo Plazo. La tasa de contribución estable, que en 2016 fue establecida por esta última política en el 20% de la remuneración neta del personal internacional, representa el segundo año del quinquenio inicial de la política y supera la tasa teórica actuarialmente determinada del 0%. Como lo estipula la política, el margen que supera la tasa del 20% aprobada respecto de la tasa teórica del 0%, o US$46,2 millones, fue aportado por el Grupo BID al Plan e invertido en el Fondo de Reserva de Estabilización.

 

El informe especial de este año se enfoca en los siguientes grandes logros de los equipos de Coordinación y Dirección de la Secretaría Ejecutiva de los Planes de Jubilación del Grupo BID (VPF/SRP): (i) la digitalización de
los expedientes de los participantes para proteger la confidencialidad de la información, la seguridad y la continuidad operativa; (ii) la presentación de Sus Recursos de Pensiones (YPR), una herramienta en línea para que los participantes en servicio activo calculen la jubilación prevista en diferentes escenarios; (iii) la presentación del Autoservicio de Jubilados (RSS), una herramienta en línea para que los participantes jubilados y sus beneficiarios accedan en forma segura a los servicios del Grupo BID, entre ellos, recibos de pagos anteriores, cartas de verificación e información personal y de beneficiarios; y (iv) la realización de un segundo seminario de planificación para la jubilación, que consiste en sesiones de dos días dirigidos al personal próximo a jubilarse y sus cónyuges o parejas y que cuentan con la participación de presentadores externos sobre temas de interés, tales como salud, finanzas, tributación e inmigración.

 

Sus comentarios y preguntas son bienvenidos y se pueden dirigir a:

 

• Teléfono: (202) 623-3560
• Fax: (202) 623-2177
• Email: VPF/SRP@iadb.org.
• Intranet para el Personal Activo: http://retirement
• Correo Postal: 1300 New York Avenue,
NW Stop E0507, Washington, DC 20577

Sinceramente,

Kurt S. Focke,
Secretario Ejecutivo
Planes de Jubilación del BID

Informe Anual 2016 Local

Plan de Personal Local 2016

Plan Local

Carta del Secretario Ejecutivo

 

Me complace presentar el Informe Anual de 2016 del Plan de Jubilación del Personal Local (el Plan) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

 

A finales de 2016, los activos del Plan se ubicaron en US$193 millones, el nivel histórico más alto que hayan registrado al cierre de un ejercicio. Pese a las fluctuaciones que se observaron a lo largo del año en los mercados financieros, las 10 clases de activos del Plan generaron rendimientos positivos al cierre del ejercicio, en la medida que los inversionistas fueron en búsqueda de mayor riesgo. Debido a los sólidos resultados obtenidos en el mercado financiero durante todo el año, el excedente de rendimientos generados gracias a la gestión activa de las estrategias y la decisión de la Secretaría de retrasar las actividades de reequilibrio a principios del año cuando había mucha volatilidad en el mercado, el Plan logró rendimientos nominales y reales que superaron tanto los supuestos actuariales como los rendimientos de referencia establecidos en la Política. Concretamente, el 8,3% de rendimiento nominal de los activos del Plan superó la tasa actuarialmente estimada del 7,5% y el índice de referencia establecido en la Política del 7,8%, mientras que la tasa de rendimiento real del 6% sobrepasó considerablemente la tasa estimada del 3,5%.

 

Como se observa en los informes de años anteriores, una buena práctica del sector de pensiones consiste en revisar periódicamente y a fondo los activos y pasivos del Plan con el fin de incorporar los rendimientos y condiciones financieras, así como los cambios en las condiciones mundiales en los ámbitos económicos y monetarios. Con la aprobación por parte del Directorio Ejecutivo de las políticas de Apetito de Riesgo y de Financiamiento a Largo Plazo a fines de 2015, se dio lugar a un estudio de activos y pasivos del Plan de Jubilación del Personal, este concluyó en 2017 y se prevé será también realizado para el Plan de Jubilación del Personal Local en 2018.

 

La solidez financiera de un plan de beneficios definidos se evalúa de dos modos. En primer lugar, el método de capitalización actuarial, que se rige por las normas de la Sociedad de Actuarios, el cual evalúa el grado de éxito del Plan en la consecución de las tasas de rendimiento real estimadas a fin de incrementar el valor de los activos disponibles para cubrir las obligaciones de pago por prestaciones a largo plazo y mitigar el aumento de la tasa teórica de contribución del patrocinador de Plan. El Plan logró las tasas estimadas de rendimiento real, habiendo obtenido una tasa promedio sostenible del 25% de la remuneración neta para las contribuciones del patrocinador. Con el fin de seguir cubriendo en el futuro las contribuciones estables del patrocinador, el Directorio Ejecutivo aprobó en 2015 la Política de Financiamiento a Largo Plazo de los Planes de Jubilación, que comprendió la creación de Fondos de Reserva de Estabilización para los Planes más grandes, con lo que se estableció una franja de seguridad para cubrir contribuciones más elevadas del patrocinador. El Fondo de Reserva de Estabilización del Plan ha recibido más de US$8,5 millones desde su creación en 2015 y se encuentra diversificado entre dos clases de activos de bajo riesgo en cumplimiento con la Política de Financiamiento a Largo Plazo.

 

Segundo, el método de valuación contable, que se ciñe a los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (GAAP) de los Estados Unidos, descuenta los pagos de beneficios del Plan a valor actual usando tasas de interés de bonos corporativos de alta calidad. Del cierre del ejercicio 2015 hasta el cierre de 2016, la tasa promedio de descuento del Plan disminuyó levemente, de 4,32% al 4,13%, lo que hizo que el valor actual de los pasivos se elevara ligeramente. Los actuarios del Plan usan dos medidas contables para calcular los pasivos: las obligaciones por beneficios acumulados (OBA), que toma en cuenta los beneficios devengados con respecto a los sueldos actuales, y las obligaciones por beneficios proyectados (OBP), que toma en cuenta los beneficios proyectados con respecto a los futuros aumentos salariales sobre los beneficios aplicables. Esta última medida contable se incluye en los estados financieros anuales del Grupo BID. A raíz del incremente del valor actual de los pasivos, un año adicional de obligaciones devengadas y los sólidos rendimientos de los activos, la capitalización del Plan al cierre de 2016 sufrió una ligera disminución con respecto a la de 2015: OBA de 121% y OBP de 99%.

 

Siguiendo la práctica de los últimos años, el Directorio Ejecutivo del Banco revisó y aprobó en una reunión especial las tasas de contribución del Banco a los Planes, sobre la base de las valuaciones actuariales y, en
2016, sobre la base de la Política de Financiamiento a Largo Plazo. La tasa de contribución estable, que en 2016 fue establecida por esta última política en el 25% de la remuneración neta del personal internacional, representa el segundo año del quinquenio inicial de la política y supera la tasa teórica actuarialmente determinada del 0%. Como lo estipula la política, el margen que supera la tasa del 25% aprobada respecto de la tasa teórica del 1,33%, o US$6,6 millones, fue aportado por el Banco al Plan e invertido en el Fondo de Reserva de Estabilización.

 

El informe especial de este año se enfoca en los siguientes grandes logros de los equipos de Coordinación y Dirección de la Secretaría Ejecutiva de los Planes de Jubilación del Grupo BID (VPF/SRP): (i) la digitalización de
los expedientes de los participantes para proteger la confidencialidad de la información, la seguridad y la continuidad operativa; (ii) la presentación de Sus Recursos de Pensiones (YPR), una herramienta en línea para que los participantes en servicio activo calculen la jubilación prevista en diferentes escenarios; (iii) la presentación de Autoservicio de Jubilados (RSS), una herramienta en línea para que los participantes jubilados y sus beneficiarios accedan en forma segura a los servicios del Grupo BID, entre ellos, recibos de pagos anteriores, cartas de verificación e información personal y de beneficiarios; y (iv) la realización de un segundo seminario de planificación para la jubilación, que consiste en sesiones de dos días dirigidos al personal próximo a jubilarse y sus cónyuges o parejas y que cuentan con la participación de presentadores externos sobre temas de interés, tales como salud, finanzas, tributación e inmigración.

 

Sus comentarios y preguntas son bienvenidos y se pueden dirigir a:

 

• Teléfono: (202) 623-3560

• Fax: (202) 623-2177
• Email: VPF/SRP@iadb.org.
• Intranet para el Personal Activo: http://retirement
• Correo Postal: 1300 New York Avenue,
NW Stop E0507, Washington, DC 20577

 

Sinceramente,

Kurt S. Focke,
Secretario Ejecutivo
Planes de Jubilación del BID